Microrrelato. Sueños endiosados

Autor: Samuel Papí Gálvez

— Fue un largo camino, pero valió la pena.

— ¿Lo dices en serio? ¡Menuda innovación! Buscar cadáveres de hace eones en este lugar salvaje y perdido del Universo.

— En ocasiones bajar dos peldaños es necesario para tomar impulso. Además, “este lugar salvaje”, como lo llamas, es la Tierra y es perfecto. Nuestro primer hogar.

— No lo entiendo.

— Esos dos especímenes tienen la genética primigenia, no corrupta por las innumerables clonaciones.

— ¿Y?

— Sin ellos el Homo sapiens sapiens se extinguirá en el olvido debido a tantas mutaciones en el proceso, mi testarudo aprendiz.

— ¡Pues que se extingan! ¿Qué más dará la genética de nuestros antepasados? Ahora somos mejores en todo.

— Puede que sí, puede que no, sin embargo la Bioxenoinvestigación es importante. ¿En eso estamos de acuerdo, no?

— Sí… ¿Qué pretensión hay con la pareja?

— Los devolveremos a la vida y de vuelta al planeta.

— Morirán.

— No, los ayudaremos un tiempo, hasta que estén preparados.

— Una auténtica perdida de tiempo.

— Es posible, ya veremos en que se convierten, por el momento solamente debemos observar.

— Adán y Eva…, paradójicos e irónicos nombres les habéis dado, maestro.

— Cierto.

— ¿Te crees un dios?

— No, todavía. Je, je, je.

Publicado por SamuelPG

Bienaventurados los curiosos. Curiosidad..., la fuerza invisible de todo ser consciente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: